Ansiedad por la comida. Consejos para evitar los atracones.

Ansiedad por la comida

Vivimos épocas en nuestra vida en las que por culpa de factores externos podemos desarrollar ansiedad por la comida. Esta ansiedad se ve reflejada en atracones de comida que nos cuesta mucho controlar. Los factores externos de los que hablamos pueden ser vacaciones,trabajo, relaciones de pareja, exámenes, etc.

Seguro que te suena esa escena donde nos sentimos agobiados porque no sabemos gestionar un problema y acudimos al frigorífico sin ningún tipo de control. La comida se transforma en una especie de placebo. Mientras comemos nos sentimos más felices, pero cuando acabamos podemos sentir culpabilidad por haberlo hecho de una forma poco moderada.

Aunque es necesaria gran fuerza de voluntad para no llevarse un dulce a la boca entre las comidas, existen varios consejos que podemos poner en práctica para evitar tener atracones de comida.

5 consejos para evitar los atracones de comida

Os dejamos cinco consejos para que puedas controlar los atracones de comida. Son muy sencillos y efectivos. ¡Te recomendamos que los pongas en práctica! 🙂

1. Come antes de estar hambriento

Los atracones de comida generalmente vienen de la mano de un exceso de apetito. Puede que no hagamos las comidas necesarias y lleguemos a sentarnos en la mesa con un hambre voraz.

Para evitar comer en exceso, realiza las cinco comidas diarias. Come en pequeñas cantidades y así no tendrás la tentación de atracar la nevera sin sentido.

También puedes optar por comer una pieza de fruta antes de la comida o una ensalada. De esta forma restarás las ganas de comer para el plato fuerte que llegue a continuación.

2. Come despacio

Por norma general, las personas que sufren atracones de comida comen de una forma rápida. En pocos minutos han terminado un plato principal.

Come despacio, saboreando la comida y a un ritmo que deje a tu estómago hacer la digestión relajadamente. De esta forma evitarás cualquier malestar o indigestión, y reducirás la ansiedad que te lleva al atracón.

3. Haz ejercicio

Practicar algún tipo de deporte nos ayuda a distraer la mente, lo que nos llevará a dejar de pensar en las ganas de comer. Distrae la mente haciendo ejercicio, te permitirá liberar endorfinas para impulsar tu estado de ánimo, a la vez que quemas calorías.

4. Bebe líquidos

Ten a mano siempre una botella de agua y aprovecha el verano para tomar zumos de frutas. Mantén tu cuerpo hidratado y bebe cada vez que tengas un atisbo de ansiedad. Te mantendrás satisfecho/a y reducirás las ganas de comer.

También puedes beber té. La teanina es un aminoácido que se encuentra en el té verde, y tiene un efecto tranquilizador. Además reduce la presión arterial alta.

5. Mastica verduras

Cuando te entre el gusanillo de comer, puedes optar por escoger verduras crudas de la nevera. Al masticar verduras conseguimos liberar el estrés, ya que al masticarlos liberan la tensión de la mandíbula.

Un punto extra de la verdura, es que al tener muy pocas calorías, nos ayudará a cuidar nuestra línea.


Pon en práctica estos 5 consejos en tu rutina diaria y comenzarás a ver los resultados. Piensa que llevar una dieta equilibrada nos ayuda a mantenernos bien con nosotros/as mismos/as y a cuidar nuestra salud mental.

Si sientes que necesitas ayuda porque no eres capaz de controlar tus atracones de comida, nuestro equipo psicológico es experto en apoyar y enseñar las herramientas necesarias para evitar los atracones de comida y reducir el estrés que nos lleva a esto.

Deja un comentario