Psicología, ¿cómo resolver un problema?

¿Qué pasa cuando nuestras preocupaciones se apoderan de nosotros? Nuestras preocupaciones se convierten en problemas a los que no paramos de darle vueltas. Cuando no dejamos de pensar en un problema esto se convierte en un bosque frondoso del que no podemos salir y que no nos deja avanzar.

Desde Clínicas Origen queremos enseñarte como gestionar un problema. Lo primero que hay que hacer es definir el problema de forma clara, específica y realista. Hay que describir el problema como algo en lo que podemos actuar, no como un hecho inevitable.

El siguiente paso es hacer una lista de soluciones ante este problema, con un mínimo de 10 soluciones. Es un momento en el que todo vale y no hay que criticar las soluciones que se nos ocurran.

Una vez tienes esa lista llega el momento de tomar la decisión. Es cuando se valoran las soluciones que hemos generado antes. En este punto tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  1. ¿Cuáles son mis objetivos? ¿en base a qué criterios voy a evaluar la solución a mi problema?
  2. ¿Cómo de importante es cada uno de estos criterios?
  3. ¿Qué solución cumple mejor mis criterios? Para decidirnos por una u otra solución, debemos valorar en qué medida cada solución cumple nuestros criterios.

Elegimos la decisión que más se adapte a nuestros objetivos y criterios y planeamos como vamos a llevar a cabo la solución elegida. Con estos pasos podemos trabajar para solucionar cada uno de nuestros problemas.

Si notas que tienes un problema/preocupación excesiva que no eres capaz de solucionar con los consejos que te hemos proporcionado, en Clínicas Origen contamos con un tratamiento psicológico breve que te ayudará a:

  • Eliminar las emociones y sensaciones negativas
  • Evolucionar a nivel personal
  • Aprender a controlar y gestionar tus pensamientos de forma adecuada
  • Superar cada problema diario

Puedes tener más información sobre este tratamiento aquí.

Deja un comentario