VOGUE SOBRE ORIGEN . El síndrome de la impostora

 

portada vogue revista digital que habla sobre el síndrome de la impostora

El síndrome de la impostora

Vogue ha publicado esta semana un artículo que trata sobre un tema que, a simple vista, parece un tanto extraño pero que cada vez es más común, sobretodo en las mujeres.

Se llama el síndrome de la impostora. Consiste en que la persona que lo padece no puede parar de pensar que todos sus éxitos son solo cuestión de suerte y que, tarde o temprano, los demás se darán cuenta y le abandonarán.

No eres la única

No eres la única que se siente como una farsante. No eres la única que piensa que sus éxitos laborales han sido gracias a la suerte. No eres la única que sufre pensando que sus logros son un fraude. No eres la única que se esfuerza en exceso por miedo a fallar o a defraudar a alguien. No eres la única que tiene estas sensaciones, según Pilar Conde, psicóloga y directora de Clínicas Origen. Estos son algunos de los síntomas que una mujer, con este sídrome, puede experimentar.

Está pasando. Las famosas también

Vogue menciona que  Michelle Obama confesó durante un discurso en Londres que padecía este síndrome que le hacía creerque no era merecedora de su admiración. Emma Watson y Meryl Strep también han pasado por situaciones parecidas que han desperatado controversia y curiosidad.

Pero no porque solo ellas hayan hablado de este síndrome, sino porque es un problema real que está pasando. Los profesionales de la psicología se están encontrando cada vez más casos parecidos.

Muchas madres que sienten que han defraudado a sus hijos y se sienten muy culpables con la educación que les dan. Sienten que no son buenas madres porque no están todo el día junto a sus hijos por tener que ir a trabajar y hacen propios los fallos que sus hijos cometen.

Otras mujeres lo reflejan con angustia en cada fallo y se quitan los méritos que han conseguido durante su vida, en el trabajo, en los estudios, en su vida personal… Rebosan de pensamientos destructivos que son mentira.

La sociedad presiona a las mujeres

El sindrome de la impostora aparece a raíz de varios factores que están relacionados con el contexto social. La mujer de la sociedad actual, en general, aguanta niveles de presión muy altos. Tienen que cuidarse, estar arregladas, educar a sus hijos y al mismo tiempo demostrar que profesionalmente tienen los mismos conocimientos y habilidades que un hombre.  Eso provoca inseguridades, baja autoestima, pánico a fallar, a ser distinta a los demás, ansiedad, depresión…

Consejos para hacer frente al síndrome de la impostora

  • Las mujeres deben felicitarse cada vez que logran algo. Deben desterrar la idea de que felicitarse les convierte en personas arrogantes.
  • Debemos ser conscientes de que los logros y éxitos que obtenemos son causa de nuestro trabajo y de nuestro esfuerzo. De nadie más.
  • Márcate objetivos concretos y recompénsalos. Felicítate, celébralo y sientete orgullosa de ti misma.
  • No te autoexigas demasiado. ¿Son los demás los que te imponen obligaciones o eres tú misma la que, alomejor, te exiges demasiado?
  • En definitiva, debes creer en ti misma. Disfruta de tus aciertos y acepta tus errores. Todo el mundo a veces falla, no te castigues por ello. «sé tu mejor amiga»

 

Deja un comentario