¿Excesivas o compulsivas? Cuidado con las compras navideñas

Se acerca la navidad y con ella las compras navideñas, pero… ¿realmente compramos lo que necesitamos y queremos comprar? o ¿la compra de los regalos se vuelve un derroche de dinero?

No te preocupes, vamos a hablar de este tema más en profundidad y a saber diferenciar entre lo que necesitamos, lo que queremos realmente regalar y lo que compramos por comprar. Además añadiremos algunos tips para que estas compras no se vuelvan compulsivas y no nos supongan un gasto de dinero que no teníamos previsto.

Consumismo en navidad

Esta celebración, con el paso de los años ha pasado a convertirse en unas fechas de puro consumismo debido a las campañas que lanzan las empresas incitando a los consumidores a realizar más gastos de los que realmente tenían en mente.

El gasto por familia se dispara llevándoles incluso en algunas ocasiones a pedir adelantos en el trabajo o endeudarse para comprar cosas que … ¿realmente son necesarias?

Lo que genera esta «falsa necesidad» es el deseo de no querer dejar sin regalos a ninguno de los familiares y amigos produciendo una sensación de satisfacción propia. Pero no por regalar más cosas queremos más o menos a nuestros seres queridos, esto es un sentimiento erróneo.

Cabe destacar que somos víctimas del bombardeo publicitario previo a navidad y durante, que se convierte en la principal causa de las compras excesivas tanto para adultos como para los niños, que muchas veces son también incitadores hacia las compras innecesarias.

¿compramos lo que necesitamos o lo que creemos que necesitamos en navidad?


Diferencias entre las compras navideñas ¿excesivas o compulsivas?

Antes que nada tenemos que saber que existen dos tipos de compradores: los «sanos» y los «patológicos».

¿Compradores sanos? Son aquellos capaces de controlar sus deseos de compra, a pesar de que en algunas fechas puntuales puedan excederse un poco. Son capaces de gestionar sus deseos e impulsos.

¿Compradores patológicos? Aquellos que no son capaces de controlar su impulsividad. Cuando quiere algo, la fuerza de querer adquirir algo le supera. Tiene una relación de dependencia con las compras.

Tras saber qué tipos de compradores existen, podemos analizarlos según su motivación a la hora de realizar la compra, veámoslo:

COMPRADORES SANOS COMPRADORES PATOLÓGICOS
Adquieren los productos por los beneficios funcionales que les aportan. Adquieren los productos por efectos emocionales, es decir compran por comprar.
Planifican sus compras. Compran descontroladamente y gastan lo que no tienen.
Se sienten satisfechos con las compras que realizan. Les llega a avergonzar todo lo que compran, por lo que en ocasiones lo ocultan o tienden a acumularlo.

 

Como conclusión podríamos decir que los sanos son aquellos que pueden realizar compras de tipo excesivo y los patológicos se corresponderían con las compras compulsivas.

Hay que tener en cuenta que el uso de las plataformas de compras por internet incitan tanto a los compradores sanos y patológicos a poder llegar a comprar de manera compulsiva ya que se hace de forma más rápida y accesible a todas las tiendas y sus respectivos catálogos.

compras excesivas o compulsivas

¿Qué puedo hacer para evitar las compras compulsivas en Navidad?

A continuación te ofrecemos algunos tips para evitar convertirse en un comprador compulsivo, y en caso de realizar compras de esta índole poder ir reduciéndolo poco a poco y conseguir una compra más útil, necesaria y sobre todo económica.

1-. Intenta llevar el dinero justo para comprar lo que realmente necesitas.

2-. «Haz una lista», de esta manera tendrás más claro qué es lo que necesitas y podrás evitar los gastos extra ¡y los olvidos!

3-. Huye del «Autoregalo». Date algún capricho, pero sin pasarnos ya que a veces nos excusamos con el motivo de la celebración navideña.

4-. Compra en compañía, un aliado a la hora de comprar podrá ayudar a controlar tus excesos y devolverte a la realidad.

5-. Intenta realizar una compra consciente, evita comprar lo primero que veas.

6-. Evádete de caer en el consumismo con otras actividades alejadas de las compras, como por ejemplo ejercicio, lectura…

Con estos consejos podrás controlar el deseo de compra y reducir el estrés y la ansiedad que puede producir el momento de la compra o la post compra del sentimiento de culpabilidad o por el gasto excesivo realizado.

En Clínicas Origen, contamos con tratamientos psicológicos breves que nos permitirán ayudarte y acompañarte durante todo el proceso. Queremos que te sientas bien contigo y con lo que haces. Te esperamos con los brazos abiertos en cualquiera de nuestras clínicas ❤️

 

 

Deja un comentario

9 + dieciseis =